Sentirse como nueva cada día

                                                             Sentirse como nueva cada día

En cada segundo perdemos una neurona, es decir se pierden 3.600 neuronas en una hora.
Toda información que entra al cerebro lo sensorial, entra primero al hipotálamo al núcleo arqueado y al núcleo ventricular.
La información que recibe el cerebro sensorial su primer paso es por el hipotálamo al núcleo arqueado y al núcleo ventricular donde se encuentra la rama simpática o sea  el sistema nervioso simpático donde se encuentra la dopamina, la noradrenalina,
la adrenalina y los ascendientes la tirosina, el aminoácido y la feninanalina.
Conociendo que la dopamina es el neuropéctido que no da el impulso, la fuerza y vitalidad de desarrollar proyectos, poniendo su atención y concentración.
Todo ello mediante los micronitrientes de los alimentos que se consume son los minerales y vitaminas que el cuerpo nos demanda para una función celular.
Que se trasmitirá al cerebro siendo muy importante una aportación de hierro.
Esta falta de hierro es habitúal encontrarla en las mujeres embarazadas, mujeres de reglas abundantes, niños en crecimiento, personas con dietas de gran calorias y pocos nutrientes que nos aportan el hierro, más en algunos deportistas…
Sin el hierro no se entra en la tirosina no pasa a través de la barrera hematocefálica para convertirse en dopamina.
La insuficiencia que se encuentra frecuentemente es de la vitamina A, vitamina D, vitamina B12, hierro, zinc y yodo.

Continúa la rama simpática donde contribuyen la acetilcolina, la serotonina y el gaba
que es el ácido gamma-aminobutírico siendo sus ascedientes la colina, el triptófano y la glicina que nos aportará la serotonina.
Los huevos, el salmón, las coles de Bruselas, el brócoli y el pescado aportan la colina necesaria para obtener la serotonina.

Cuando una persona está nerviosa es por su aumento del simpático, puede provocar depresión, ansiedad o estrés. Debiendo frenar al simpático que lo hace el parasimpático. Para ello se recomienda consumir alimentos que aporten la estimulación del parasimpático y acetilcolina (Sustancia química produce algunas neuronas. Envia mensajes a otras células, incluyendo a las células nerviosas, células musculares y células glandulares. La acetilcolina nos patrocina la memoria y el movimiento de algunos músculos).
Se sabe que la acetilcolina es importante para el hipocampo que es donde tenemos el centro de la memoria y el aprendizaje vemos como a través de la micro nutrición podemos influir de forma directa y concreta en la modulación de estos trasmisores para mejorar entre otras cosas nuestra salud mental.

La relajación, la paciencia, la armonía y la calma se relaciona con la rama antiparasimpática que regula el sueño.
Si existe un equilibrio entre la rama simpática y la pala simpática refuerza a un comportamiento apropiado y una justa motivación.

Estados donde puede hallar un déficit de serotonina de triptófano en veganos, vegetarianos, en un regimen restrictivo, alimentación sin glúcidos.
con problemas de absorción surgirá trastornos digestivos, estreñimiento crónico.
por ejemplo:  Corticoterapia – déficit de vit B
                               Alcohol: déficit de vit B1
                               Estrés: déficit de magnesio  
                              Síndrome inflamatorio crónico
                              Obesidad

Con los años se ha dejado a un lado la importancia de cuando tomar ciertos alimentos proporcionando al máximo su potencial y favoreciendo al organismo.

Tomando en cuenta nuestra cronobiología de los neuromediadores.

Por la mañana al despertad estamos en el punto más alto de la dopamina, con ánimo de movernos físicamente y psiquicamente. Las noradrenalina y la adrenalina se ponen en marcha.
Es recomendable en el desayuno las proteínas, huevos, yogur, tofu, jamón york, jamón serrano o pavo.
Fruta mejor si es de temporada, nunca en zumos. Por último las grasas saludables como el aguacate, frutos secos, salmón. Los frutos secos pueden ser un buen aliado para los vegetarianos y por las mañanas.
Durante el dia llegando a la tarde va disminuyendo la dopamina y sube la serotonina.
En este momento de la tarde se recomienda no llenar el sistema intestinal demasiado de esta manera el cuerpo y la menye se sentirán más ligeros.
Al llegar la noche la protagonista es la melatonina. Evitaremos por completo alimentos que perturben el sueño, comidas pesadas, frutos secos, tabaco, vino y café.

Tal como se conoce todo está conectado nuestros billones de bacterias que habitan en nuestro cuerpo todas ellas actuan como un equipo, realizando un papel fundamental en la digestión de los alimentos en el fortalecimiento del sistema inmunitario, preveniendo las infecciones y hasta nuestro estado de ánimo y el comportamiento.

Disfrutamos de tres cerebros, el primero en el cráneo que es el responsable del 5% de serotonina, el cerebro segundo hallado a nivel intestinal responsable del 80% de de la serotonina y el tercero en la piel la cual produce todas las hormonas y todos trasmisores que tenemos en nuestro organismo y es responsable del 15% de la serotonina.  

En fin si llevamos una alimentación equilibrada con los horarios de nuestra naturaleza, ciclos solar y lunar le aportaremos un bienestar a nuestro cuerpo y mente. El sueño nos cargará de energía disfrutando de el con gozo.
Si no se duerme las suficientes horas o con un desorden de su horario puede llevar a un sobrepeso y estado de estrés.
El sueño adecuado de (8 horas) junto con una alimentación adecuada a cada edad, motivando la mente, ejercicio físico y mental (buscar nuevas soluciones o caminos), sexo placentero y meditación o momentos para una misma ayudará a que se regeneren neuronas que perdemos cada dia.

Un abrazo!

Marga




Margarita Avalos
deandres.lucia@gmail.com
No Comments

Post A Comment