Vivir el presente

Se suele decir que debemos disfrutar del ahora, verdaderamente lo hacemos?.
Comenzamos a valorar el tiempo en los momentos de despedidas, es un punto que replanteamos del valor del ahora.

La palabra Presente significa que se encuentra o existe en un lugar determinado en ese momento.  En inglés y sueco la misma palabra Presente es un regalo.

¿Qué mejor regalo que disfrutar del Presente? que nos invita cada momento, desde unas horas a solas disfrutando de un hobby, la compañia de un ser querido o bien realizando el oficio al que te dedicas.
Cuando disfrutamos de lo que hacemos ese Presente se recuerda con entusiasmo, volviéndose en un Presente dicha emoción que provoca ese recuerdo.

Existe actividades que nos supone pereza, complicación hasta un mal estar. Observemos de dicho Presente desde otra perspectiva, voy a tomar de ejemplo una consulta al dentista a la mayoría de personas es una visita incómoda que nos desorienta el momento Presente. Si nos concentramos en nuestra respiración el especialista podrá trabajar con más facilidad y para nosotros nos será más leve la estancia. La respiración hará que el cuerpo se relaje al concentrarse en ella, esto se puede realizar en cualquier momento que nos sentimos inquietos.

A la salida del dentista o cualquier evento incómodo, agradece que se ha realizado y  date un Presente (regalo) de tiempo para ti, un objeto que deseas, simplemente agradece la oportunidad de haber visitado a un especialista para mejorar la salud, o cualquier otra vivencia, un concierto, un teatro etc.
Agradece al final del día las oportunidades que te ha ofrecido, por lo más diminuto que parezca, desde un vaso de agua, a experiencias casuales.

No esperes a que falte el vaso de agua para valorarlo!

En nuestros dias parece que todos vayamos corriendo por algo, a veces ni sabemos por qué?, la sociedad nos lleva como el oleaje lleva el agua a la orilla.

En ese corre que te corre, podemos parar y sentir el Presente con todos los sentidos tacto, saborear un alimento sabroso, tomando el sol, sintiendo la brisa en la cara y escuchando el sonido del agua.

Estas sensaciones son un gran alimento para nuestro alma y cuerpo que lo llevaremos con nosotros, dándonos fuerzas al recordarlo por sentirlo Presente.

Todo ello lo debemos disfrutar habiendo soltado el equipaje de las cargas que se nos pegan durante el tiempo.
Cada dia nos podemos ir liberando de algo para aportar esa paz interior que nos facilita disfrutar del Presente que en su momento se convertirá en el pasado.
Al haber ido vaciando la maleta de peso, el Presente se nos hace más ligero.

Cuando vemos a una persona alegre, feliz, seguro que en su día tuvo sus cargas, pero ha aprendido a liberarse de ellas y disfrutar del momento.
Comienza contigo misma/o regalate un Presente feliz, después lo compartes con las personas que te rodean.
De aqui a unos años tendreís bonitos recuerdos que os haran sentir esa alegría y más Felicidad de ver vuestro pasado disfrutado con un Presente Feliz!.

Feliz Presente!

Un abrazo!
Consulta:Email:  avabioequilibrio.s@gmail.com                                                                                                                            Margarita Avalos

Margarita Avalos
deandres.lucia@gmail.com
No Comments

Post A Comment