Años en nuestra vida

 

                                                                 Años en nuestra vida

Durante la vida vamos evolucionando y el tiempo es un metro para observar en los sucesos y sentidos que suceden.
Se dá cada siete años apróximadamente un cambio en la vida, habrá años que el
movimiento sea leve y no se sienta en otros será como viajar en formula 1 de un dia
hacia el otro.
En el primer cumpleaños del septimo año es un cambio que pasamos a la fase de papá dejando la de mamá.
La fase primera (mamá) necesitamos sentir la cercanía, se teme a la distancia o alejarse por cualquier motivo de un familiar hasta de una mascota, la sepaparación entre los padres puede dejar el sello del temor al abandono.
De allí la gran importancia que los padres estén presentes de manera afectuosa en la vida del niño.
En estos años se funda el gusto por ello es recomendable que pruebe una gran variedad de alimentos, explicándole que dan un efecto diferente al cuerpo.
Siendo recomendable que de niño juege con el agua o bien tenga contacto con ella
aportándole relajación y energía.
En esta temporada se desarrolla el YO, es el momento de enseñar que nadie vale más que otro, todos merecen respeto, estableciendo límites y normas que los lleve a ser un adulto seguro de si mismo.

De los 7 a los 14 años se teme al rechazo a que no lo quieran, por esa razón la gran importancia de comunicar al niño que se es querido y aceptado tal como es.
Nunca sabemos que sucede en el interior del niño en la escuela o casa, tal vez sea aceptado en casa pero en la escuela en estas edades los niños pueden ser comparativos y críticos a cualquier detalle, o bien a la inversa en la escuela es aceptado y luego llega a un hogar donde se encuentra desvalorizado.

Apoyar a enfrentar las situaciones por ellos mismos y tomen sus decisiones aportándoles un amor propio equilibrado.
Es el tiempo del fuego, ir de excursión y hacer una fogata o bien poner la chimenea en casa y freír salchichas relacionará correctamente este elemento fuego en su vida.

La mayoría de los niños son espontáneos, sin frenar la espontanidad pero si
a manejarla, por ejemplo hablar cuando es su momento, siempre agradecer y saludar.

Lo que se aprende en esta edad se suele recordar para el resto de la vida si se tiene esto en cuenta podemos visitar un lugar con flores y aprender sus nombres o bien  ver una película y comentar que recuerdan o qué les pareció.
Compartir la lectura de un libro y comentarlo juntos. Estos hechos hace que recuerde
con más facilidad lo vivido, lo visto y lo leído, al mismo tiempo que enriquece su
manera de expresarse.

Etapa de la adolescencia de los 14 a los 21 años de edad es una fase de transformación con las hormonas y se forman como personas cosa que requiere un alejamiento de los padres. Eso no quiere decir que los padres estén ausentes el adolescente debe saber que ellos están para cualquier cosa necesaría.

En la adolescencia se experimenta el tacto pudiendo hacer trabajos manuales o
tocar un instrumento.
Es la fase del aire, pasar tiempo al aire libre y tener su espacio. Es el tiempo de
aprender a apreciarse a sí mismo, reflexionando por si solo sobre su vida.

Finalizada la adolescencia es la fase de 21 a los 28 años, la edad adulta en su
primera etapa. En ella nos visita la rutina del dia a dia, que se desea barrer  haciéndola diferente, como ir a un parque al salir de los estudios o empleo.
Es una fase que se piensa mucho sobre la vida y su sentido, qué es lo que se quiere de ella?, qué hacer en la vida? e infinitas preguntas que surgen a cada uno.

Por nuestra biología primitiva tenemos el sentido del olfato que es la que nos indicará en esta fase a escoger pareja.

De los 28 a los 42 se teme a perder lo que se ha conseguido durante los años anteriores. Dejar de realizar una actividad, un deporte, el tiempo que tenía para uno mismo, perder el trabajo y la juventud, etc.
Es una fase de modificarse desde dentro y ser la persona que se anhela ser.
Pasar un tiempo a solas cada dia al aire libre puede ayudar a desenvolver las dudas de lo que se vive en el momento.
Un punto importante en estos años es el no ser uno solo, si no el somos, es de compartir buenos momentos de alegría en pareja, familia, amistades.
Es una etapa de saber escuchar a los demás y así mismo.
En ocasiones puede ser ideal para estudiar lo que anteriormente aún no se estaba
preparado.

Los años siguientes serán un reflejo de todos los anteriores. Llevar un equilibrio ordenado en las fases de nuestra biología es fundamental.
Recordar ser flexible con la situación y con uno mismo, una vez leí que el árbol
que crece más recto y firme es más fácil de romper que aquel que amolda su tronco
a las circunstancias que se presentan.
El adaptamiento es un gesto de sobrevivencia y nos acompaña durante toda la vida.

Un abrazo!
Margarita Avalos

Margarita Avalos
deandres.lucia@gmail.com
No Comments

Post A Comment